“Buscamos el impacto mínimo en la vida cotidiana de cada paciente”

{A Coruña, 1980} Daniel López García dirige Urología Hospitalaria. Licenciado por la Universidade de Santiago en 2004, y tras aprobar el MIR se formó en la especialidad en el Chuac herculino hasta 2010, donde siguió como adjunto. En 2017 el Hospital Modelo le facilitó la oportunidad de crear el servicio externo que ahora comanda. Además se especializó en cirugía robótica en París y en litiasis en Bilbao

Link noticia

Urología Hospitalaria es un servicio médico externo formado por cuatro especialistas en esta materia médica que creó Daniel López García en la ciudad herculina en 2017. Con él, Lucía Osorio Cabello y Damián Villegas Piguave, ambos en Santiago de Compostela, y Nuria Villar Vázquez en la urbe coruñesa forman un equipo joven pero altamente cualificado que realizan consultas en diversos centros, en especial en los de HM Hospitales, donde tienen lugar las cirugías.

La vinculación del doctor López García con el Hospital Modelo herculino viene de 2011. En la primavera de 2014, el grupo sanitario HM compra dicho centro, junto a la Maternidad Belén, y a partir de ahí una vez cerrado el proceso de expansión nacional, en su asentamiento decide tener unos servicios propios y otros contratados.

¿Cómo surge la idea o proyecto de Urología Hospitalaria?

El servicio nace en 2017 porque se presenta una oportunidad cuando HM Hospitales empieza a organizar sus servicios en los diversos centros que tiene en Galicia, y me ofrecen coordinar la urología de los centros que tienen en A Coruña.

¿Qué criterios se pensaron?

La idea que se planteó entonces, por ambas partes y que se está cumpliendo, era comenzar una expansión, poco a poco, en base a unos requisitos claros: la calidad profesional, la incorporación de nuevos miembros según fuera necesario, y la formación continuada para poder ofrecer un atención puntera, renovando constantemente la cartera de servicios con técnicas lo más actuales posibles.

¿Cómo fue el proceso?

En agosto de 2017 comencé solo en A Coruña aunque poco después se amplió a Santiago a través de unas cirugías concertadas con el Sergas, pero cuando el volumen comenzó a crecer, en octubre de 2018 se unió la doctora Osorio en los hospitales HM de La Rosaleda y La Esperanza de Santiago. Ambos estuvimos cada uno en una área territorial (Compostela, Vigo y Lalín, por una parte, y A Coruña, Arteixo y Carballo por otra) y colaborando siempre en las cirugías más complejas. Y en mayo de 2019 llegaron el doctor Villegas para atender en Santiago y Lugo y la doctora Villar, en la ciudad herculina.

¿Se conocían previamente?

Cuando empecé con el proyecto conocía a la doctora Villar y al doctor Villegas porque fueron residentes míos en la formación de especialistas cuando trabajaba en el Hospital Universitario herculino. A la doctora Osorio no, porque se formó como especialista en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) y trabajó en los hospitales de HM en Madrid, pero ahora formamos todos un gran equipo.

¿Es un proyecto bastante descentralizado por lo que se aprecia?

Trabajamos en varias comarcas teniendo puntos de consulta o atención ambulatoria especializada con el objetivo de que los pacientes puedan contactar con nosotros, no solo de manera telemática, una opción existente, sino de forma presencial sin que ellos tengan que hacer grandes desplazamientos.

¿Cuestión de organizarse?

Nuestras centrales para cirugías y tratamientos que precisen hospitalización se encuentran en los hospitales HM de Santiago y A Coruña. No obstante entre el 70% y 80% de la especialidad de la urología son las consultas y procuramos facilitarlas de esa manera en el territorio, optimizando los recursos disponibles para, al menos, un día a la semana, estar en todos los centros y así todos los pacientes puedan tener esa atención urológica.

¿Realizan su asistencia con los principales seguros privados?

Entre los centros médicos y hospitales trabajamos prácticamente con el 100 % de las aseguradoras (Adeslas, Mapfre, Sanitas, DKV …), porque por ejemplo con Hércules, que es un seguro propio del Hospital San Rafael, no trabajamos en A Coruña pero sí en Santiago. O bien a través del servicio Urología Hospitalaria, o a través del Grupo HM tenemos convenio con todas las aseguradoras del mercado.

¿Están especializados en los últimos avances en la urología?

Evolucionamos todo lo que nos permite la tecnología; es muy importante que nuestra formación sea continua y la adaptemos a los avances tecnológicos. Ahora mismo, salvo algunas técnicas muy específicas que tienen alternativa como puede ser la hiperplasia benigna de próstata, si tenemos una formación equivalente no la hacemos, pero siempre buscamos las que suponen unos avances tecnológicos con el objetivo de favorecer el tratamiento, el resultado y la comodidad de los pacientes.

¿Qué técnicas dominan?

Las cirugías de mínima invasión con laparoscopia 3D y cirugía robótica gracias a la tecnología que nos aportan los hospitales y a nuestra formación continua, así como todo tipo de cirugías endoscópicas de próstata, de vejiga y de litiasis. Todos nos dedicamos a la laparoscopia, pero tanto el doctor Villegas en Santiago como yo en A Coruña nos especializamos en litiasis, en mi caso también a la robótica. Por su parte la doctora Villar hace una técnica muy reciente para tratar con vapor de agua la hiperplasia benigna de próstata, mientras en Compostela la doctora Osorio está especializada en cirugías específicas de incontinencia urinaria.

Todo ello en el marco de conseguir una atención de calidad…

Buscamos el impacto mínimo sobre la vida cotidiana del paciente; es decir que llegue al hospital, se opere o reciba el tratamiento que precise, tenga un postoperatorio lo más cómodo posible, para que se pueda incorporar cuanto antes a su vida normal o a su trabajo.

¿La pandemia del covid-19 condicionó vuestra labor?

Nunca dejamos de trabajar, pero cuando se decretó el confinamiento durante cuatro o cinco semanas solo operamos urgencias y a los pacientes que no se podían posponer. En ese tiempo las consultas pasaron a ser telemáticas y telefónicas, aunque en este mes ya empezamos a trabajar de forma habitual, eso sí con las máximas medidas de seguridad, guardando las distancias y dando citas más espaciadas, sin dejar de utilizar las nuevas tecnologías para las consultas, como incluso por correo electrónico.

¿Está en esto último el futuro?

Acaba en entrar en servicio nuestra web www.urologiahospitalaria.com, que nos ayudó mucho en esta etapa de confinamiento. En ella se puede recibir todo tipo de información, y es una herramienta que no dejaremos de utilizar, porque para muchos pacientes es muy útil y cómoda. Sin embargo seguiremos trabajando preferentemente de manera presencial explorando, viéndoles la cara para empatizar, aunque hay ciertos temas urológicos que se pueden resolver con una simple llamada telefónica.

UNA ATENCIÓN INTEGRAL

• En Santiago de Compostela la doctora Lucía Osorio está acreditada para realizar las cirugías de incontinencia urinaria con técnica Altis así como en las de prolapsos, a la vez que pasa consulta en los hospitales HM de La Rosaleda y La Esperanza, y el de Lalín, así como en el centro HM de Vigo. También en Compostela el doctor Damián Villegas, que además consulta en Lugo, es experto en cirugía de cálculos renales (litiasis) tanto por vía percutánea con coordenadas radioscópicas como por endoscópica retrógrada.

• Acercarse al paciente es el gran objetivo del Urología Hospitalaria. A los ya citados, en A Coruña, el doctor Daniel López y la doctora Nuria Villar consultan en el hospital HM Modelo, en el centro Adeslas 2 (A Palloza), en Mapfre Salud, en el espacio de salud de DKV, y en el centro médico Milenium Sanitas. A esta diversidad se unen clínicas en Arteixo y Carballo. La doctora Villar practica el novedoso Rezum, una técnica de tratamiento endoscópico de la hiperplasia de próstata mediante vapor de agua.